Introducción


Sin duda enamorarse es un sentimiento sin igual. Todo lo que nos rodea es maravillo, nuestra pareja es perfecta y estamos eufóricos pero que ocurre cuando pasa el tiempo y esa sensación va desapareciendo y ya no es tan perfecta esa persona.

Hace tiempo una amiga me regaló un libro «Amarse con los ojos abiertos” de Jorge Bucay (médico, psico-terapeuta y autor de varias obras de éxito) el cual me resultó bastante interesante. Aquí a través de una historia Jorge Bucay y su compañera Silvia Salinas, hacen una reflexión sobre el sentido de estar en pareja y el verdadero significado del amor.

La conclusión a la que llegan es que todos necesitamos crearnos una máscara para protegernos del mundo exterior, ocultar nuestros puntos débiles y así ser aceptados y queridos por los demás. Pero al mismo tiempo también, ocultamos nuestro verdadero yo y acabamos identificándonos con esa máscara que nos creamos.

Qué es lo que pasa cuando nos enamoramos?  Pues inconscientemente nos liberamos de ese escudo o capa y nos mostramos tal y como somos frente al otro, esto provoca esa sensación de euforia y liberación. Pero con el tiempo por el miedo a ser rechazados por la otra persona, no decimos lo que realmente pensamos o no actuamos como realmente lo haríamos, creando de nuevo esa coraza. Todo esto se convierte en frustración y la reflejamos en nuestra pareja pensando que es la otra parte la que se cierra en la relación.

Es curioso, pero está estudiado, que cuando hacemos esto de «trasladar» el problema, la otra persona vemos que se distancia de nosotros (no es más que una proyección de como nos alejamos nosotros mismos), entonces nosotros también ponemos tierra de por medio.

Por ejemplo, una mujer que tiene miedo a ser abandonada, cada vez que siente que su pareja se distancia un poco le reprocha diciéndole: ¿Ves como ya no me quieres, que siempre me dejas sola?. Si en ese momento el estaba tomando una pequeña distancia de forma temporal, lo que hace es que con esos reproches refuerza esa actitud que él tomó en su momento, se agobia y acaba por dejarla.

Tan simple como eso para que al final a ella siempre le ocurra lo mismo y esa neurosis que tiene con el abandono acaba siempre confirmándose.

Las personas forjan sus relaciones con una idea de lo que va a suceder y se comportan como si eso estuviera sucediendo realmente hasta que consiguen que suceda.

No es cierto que una pareja tenga que coincidir en todo para ser compatibles, simplemente hay que perder el miedo a mostrarse como uno es, aceptar como es tu pareja y no intentar cambiarla pues tal vez si cambia eso que no te gusta deje de gustarte del todo.

En resumen, la aceptación en la pareja nos hace libres y esto a la vez felices.

Deja un comentario

Codigo seguridad * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.