Vestidos tallas especiales


Venta vestidos de novia, fiesta, comunion y accesorios para las novias

 

En la tienda de Sandra podras comprar online a través de internet lo último en moda femenina relacionado con los vestidos de fiesta, vestidos de Bodas para la novia, vestidos de comunión, vestidos de 15 años, vestidos de niñas, trajes para niños y accesorios tales como Chals, Velos para la novia, cancans, guantes de novia, bolsos de novia y bolsos de fiesta………

En la tienda de Sandra www.mivestidodeboda.es a diferencia de otros lugares que se anuncian en internet tenemos los vestidos en stock así como un almacén de venta donde podrás visitarnos para ver lo último en moda y probarte los vestidos.

Read More

Vestidos tallas especiales 2012

 

Aunque los cánones de belleza de nuestra sociedad están estipulados claramente hacia la delgadez, lo cierto es que cada vez la obesidad es algo más habitual, llegando a un momento en el que se está convirtiendo en un verdadero problema social y de salud para una gran parte de la sociedad que tiene que afrontar, de una manera u otra, una dieta de manera urgente. Pero hasta que eso llegue, no tienen porqué renunciar a estar guapas.

Y para ello en el mercado cada vez hay más vestidos y diseños para mujeres con cierto sobrepeso, por lo que vamos a centrarnos en las ideas para vestidos para gorditas 2012, donde la clave está en conseguir estilizar lo máximo posible el cuerpo de estas mujeres, no tan agraciadas como otras con cuerpos más esbeltos.

Los vestidos para gorditas 2012 se caracterizan fundamentalmente por buscar no pronunciar aquellos lugares con mayores acumulaciones de grasa, permitiendo que el vestido sirva para proteger la vista de esas zonas, a la vez que se intenta atraer la atención hacia otros lugares.

Por ejemplo, las rayas no son una buena idea para los vestidos para gorditas, ni tampoco los colores claros, por lo que habría que apostar por colores oscuros y vestidos lisos de manera que no ayude a la sensación de gordura que la obesidad proporciona, sobre todo en las mujeres, que sufren más las obligaciones estéticas de la sociedad, ya que para los hombres todo es más sencillo y menos presionante, a niveles de estética corporal.

Vestidos de boda para gorditas

No todas las novias son delgaditas y de catálogo, hay novias reales, de la vida real, novias con unos kilitos de más, novias que aunque no han sido capaces de mantener su figura, por cuestiones de metabolismo en la mayoría de las ocasiones, sí tienen derecho a lucir palmito el día más importante de su vida, y para ello precisamente tenemos los vestidos de boda para gorditas 2012.

La clave de un vestido de boda para gorditas está en ocultar lo que no se quiere enseñar, y mostrar lo que sí se quiere enseñar, de manera que el conjunto no se vea afectado por cuestiones individuales, y la novia luzca en todo su esplendor durante toda la ceremonia y durante el banquete posterior.

Los vestidos de boda para gorditas intentan reducir el volumen general de la mujer, sin ceñirse al cuerpo, porque sería peor el remedio que la enfermedad, pero sí siguiendo las líneas que este marca para no aumentar artificialmente el volumen. De la misma forma hay que intentar que el vestido no apriete en ningún lado porque ello provocaría que las carnes salieran por encima del vestido.

Por otro lado, en general, las gorditas suelen tener un bonito escote, por lo que losvestidos de boda para gorditas 2012, al igual que los de todos los años, intentan potenciar ese concepto para que las novias se sientan atractivas y los invitados vean lo guapas que están, gracias a la potenciación de los aspectos positivos de la novia en el momento del enlace

Vestidos señoras

Los vestidos son una de las prendas que mejor sientan a las mujeres y valen para todas las ocasiones. Las tallas grandes también cuentan con una gran variedad de modelos muy bonitos porque esto no depende de las tallas.Por eso también os dejamos una lista de las mejores marcas en este ámbito. Una gran mujer también merece un gran vestido y se verá guapa sin importar las medidas.

Una de las asignaturas pendientes de la moda es las tallas grandes. A partir de la 46empezamos a tener problemas en las marcas más comerciales y para acceder a vestidos de más talla, a veces, hay que acercarse a tiendas de ropa de señora, cosa que a las más jóvenes les será poco adecuado. A partir de la 54 las opciones se reducen aún más.

En el caso de los vestidos, por suerte, tenemos más variedad y es más fácil estilizar la figura sin marcar tanto las formas. Las tiendas de vestidos de fiesta para bodas, suelen atender a clientas reales y ofrecer tallas con mayor variedad o hacer a medida la prenda. En el caso de los vestidos informales el asunto se vuelve más peliagudo.

Cómo deben ser los vestidos de tallas grandes. Vestidos informales

Los vestidos en tallas grandes pueden ser copias de un vestido cualquiera adaptado a la talla en cuestión. No necesariamente tienen que ser modelos anchos o discretos que traten de esconder formas. En este sentido todavía existe cierto reparo, porque quizás no se entienda que un buen patrón sienta bien a todo el mundo. La cuestión surge en algunas ocasiones, ¿se trata de una mera cuestión de imagen que las muchas firmas no produzcan más allá de la 44?

La moda de tallas grandes normalmente sigue, aunque con más distancia que el resto de tallas, las tendencias generales.

En cualquier caso, siempre se hallan para el día a día las túnicas, vestidos de punto y algodón lisos y estampados más o menos sueltos, o rectos, para llevar con medias o leggings. Algunos modelos pueden ser muy sensuales como estos dos vestidos de punto de Elena Miró con aires de Hollywood.

Las túnicas son un eterno de las tallas grandes, que por suerte se adaptan muy bien a todas las edades tanto para las jovencitas como para las más mayores. En el caso de las primeras encontramos aberturas que dejan ver un hombro, o satenes con estampados preciosos.

Los pichis vuelven para dar un toque infantil y alguno tipo mono.
En cuanto a longitudes predominan los largos medios por encima o debajo de la rodilla, en el caso de los vestidos formales, para ir al trabajo, son de lo más cómodo y aparecen con cuellos cerrados o muy escotados en ‘uve’. Los grises, en tweed, o el tono crudo en cachemira son de lo más sofisticado.

Para todas las ocasiones (formal e informal, día y noche) aparecen las aberturas y los cortes asimétricos que, además, bien puestos, pueden estilizar. Los negros son una opción clásica que siempre es acierto y que ayuda a este efecto óptico, al igual que combinar con un tacón medio y para las piernas gruesas o tobillos gruesos hay que recordar que este año se siguen llevando las botas muy altas, sobre todo tipo jinete o cazador, lo que permitirá que saquéis los minivestidos a la calle.

Vestidos de fiesta

Los vestidos de fiesta tanto para bodas como salir de noche ofrecen más variedad por aquello que hemos contado antes. También el hecho de que sean modelos más caros motivan a las casas de ropa a ofrecer más tallaje en estas prendas.

Aquí tenemos desde túnicas anchas y vestidos de vuelo con el corte a la altura del pecho o marcando ligeramente la cintura y largos sobre la rodilla. No obstante, existen modelos ceñidos y cortos que, aunque no se suelen recomendar, si la figura está proporcionada no tienen por qué quedar mal.

Esta temporada se mantienen estampados vivos en gasas, sedas y satenes, los tonos nude y berenjena son tendencia, al igual que los brillos metálicos y las lentejuelas.

De nuevo, lo mejor es resaltar el busto y la cintura y optar por tonos oscuros, vuelos sin exagerar y largos medios. Estas son ideas seguras, pero no hay problema para optar por dibujar las bonitas curvas de las caderas con formas de tubo siempre que la línea no sea ‘recta’. Lo mismo sucede con los colores: los tonos intensos o muy claros pueden dar luz y estilo. A veces hay que atreverse a romper con las normas. Estas dos joyas son de Taillisime.